Respuestas Por: Juan Carlos Fret-Alvirar

Larga sombra mía que cae sobre mí. 
Alto sol, alta luna. 
Menguante sol, menguante luna. 
Ido sol, ida luna. 

Nadie sale ileso de ella, me decía un amigo... 
¿Qué es?, ¿qué es?, ¿qué es?
¿Salimos alguna vez de ella o seguimos siendo esa herida? 

Nos marca de por vida, 
para bien, 
para mal. 

Si estamos rodeados de amor en esos primeros años que algunos llaman infancia, 
ese amor será una condena. 
Si estamos rodeados de odio en esos primeros años que algunos llaman infancia, 
ese odio será una condena. 

¿En qué momento, a cuál edad, salimos de ella?
Algunos la definen como la inocencia. 
¿Cuándo la perdí? 
¿La perdí del todo? 
Depende de ese amor, de ese odio. 

¿Los años o la mente la definen? 
Ambos, dicen algunos.
¿Es un presente o una preparación para el futuro?
Ambos, dicen algunos. 

La luz y la mañana y la primavera; 
la sombra y la tarde y el otoño. 
Se borran las memorias, 
quedan las cicatrices del amor y del odio, 
hasta la última limpieza de la carne, 
hasta la última limpieza del laberinto cerebral, 
y solo queden los huesos, el cráneo,
y solo queden las palabras, las preguntas. 

Sobre el autor

Juan Carlos Fret-Alvira es profesor universitario en recintos privados y públicos. Sus poemas, ensayos y cuentos han sido premiados en certámenes, y publicados en revistas, periódicos, carteles y libros de Puerto Rico y del exterior.